Sala de Prensa

¿Hay que pagar la Plusvalía?

Cuando vendemos un terreno de naturaleza urbana tenemos que tener muy en cuenta la tributación a la que esta sujeta.

Plusvalia

Durante el proceso de venta tenemos que tener en cuenta por lo tanto los dos tributos que tenemos que considerar, que son los siguientes:

  • Impuesto de Sociedades o Renta por un lado
  • Impuesto Sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana. (plusvalía).

El primero de ellos grava la ganancia o pérdida patrimonial derivada de la compra venta de un inmueble. Por lo tanto, tiene en cuenta la situación real y mide el resultado al realizar una operación patrimonial y puede ser de resultado a pagar en caso de ganancia o a compensar con otros impuestos en caso de que de dicha operación surja una pérdida patrimonial. Pero por otro lado, tenemos la Plusvalía municipal que se basa en un multiplicar por un coeficiente en función del número de años el valor catastral de la vivienda, por lo tanto dicho impuesto siempre es positivo y supone un pago del contribuyente independiente de si supone un beneficio real o una perdida al obligado tributario.

Debido de estos últimos años de crisis donde mucha gente ha obtenido resultados negativos de la venta de inmuebles y ha pagado este impuesto considerándolo excesivo y en algunos caso no han podido costearlo, tras muchas reclamaciones finalmente el Pleno del Tribunal Constitucional ha dictado esta pasada semana una sentencia, de 16 de febrero de 2017, declarando inconstitucionales parte de las normas del impuesto sobre el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana (plusvalía municipal) de la norma foral tributaria local de Guipúzcoa (Norma Foral 16/1989, de 5 de julio), en el caso de que no haya habido objetiva y realmente un incremento, sino una disminución del valor de los terrenos.

El día 24 de febrero de 2017 el Ministerio de Hacienda ha decidido que modificará el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, conocido como plusvalía municipal, después de que el Tribunal Constitucional anulara el tributo en los casos de las ventas de inmuebles sin ganancia o a pérdidas. Precisando que no se podrán crear impuestos en los que la capacidad económica gravada por el tributo sea, no ya potencial, sino inexistente, virtual o ficticia. Tras estas medidas que ha decidido tomar el Ministerio de Hacienda los grandes damnificados de las posibles modificaciones que son los Municipio y provincias forales han solicitado a través de la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias) han solicitado una reunión con el Ministerio de Hacienda para analizar la modificación de este impuesto, porque esta modificación podría suponer a los Ayuntamientos un bajada importante de sus ingresos presupuestados y la devolución de impuestos ingresados en años anteriores, los cuales en muchos casos no podrán hacer frente si no es con ayuda de otras administraciones a dichas devoluciones.

Pasos a seguir para reclamar la Plusvalía Municipal:

– En primer lugar hay que realizar el pago del Impuesto al Ayuntamiento correspondiente para evitar recargos y posibles sanciones en el caso de que todavía no se haya realizado el pago o que la liquidación sea posterior a la fecha de la sentencia dictada por el Tribunal Constitucional.

-El segundo paso, es presentar un escrito de solicitud de rectificación ante el ayuntamiento que recaudó el impuesto, con los documentos que acrediten el pago y la cuantía efectuada.

-A partir de ahí se abre la vía administrativa en los consistorios, dependiendo de si estos disponen de tribunales específicos para pronunciarse en estas cuestiones.

-Si hay una negativa del Ayuntamiento o el procedimiento no se resuelve a través de la vía municipal, es entonces cuando se puede iniciar el procedimiento judicial, en este caso a través de la interposición de un recurso contencioso-administrativo.

Antes de iniciar la vía judicial, es conveniente conocer si es rentable en términos económicos, puesto que puede ocurrir que la cantidad a recuperar sea menor a lo que haya que invertir en conceptos como la contratación de un abogado o interventor.

 

 Jesús Blázquez Barbancho
Asesor Fiscal
Lex Consulting Abogados

articulo

También te podría interesar

No hay comentarios

Deja una respuesta