Compliance Sala de Prensa

Novedades En El Compliance Penal

C-PYa es sobradamente conocido, que a partir de la reforma del Código Penal de julio de 2015, las empresas en cuyo seno se cometan delitos, ya sean por un empleado o por algún mando podrán verse exoneradas de responsabilidad penal siempre y cuando cuenten con un plan de prevención de riesgos penales o “compliance penal” que cumpla con los requisitos que el Código Penal (CP) especifica en su artículo 31 bis.

Con la llegada de este 2018, queremos recalcar las novedades normativas en el ámbito del compliance, donde destacan las modificaciones en reporting no financiero, la protección de datos y la contratación pública, entre otras.

En relación al primer aspecto en materia de reporting no financiero (Real Decreto – Ley 18/2017), en este nuevo ejercicio deberemos incluir información relativa a materia medioambiental, social, personal y preventiva del soborno y la corrupción, al informe de gestión que acompaña a las cuentas anuales de las grandes empresas.

Además de todo esto, destacamos relativo a la protección de datos, el nuevo Reglamento General de Protección de Datos que entrará en vigor en Mayo de este 2018, incorporando novedades como son la nueva figura del Delegado de Protección de datos, la importancia del consentimiento explícito a la hora de informar acerca de este aspecto y el endurecimiento del régimen sancionador.

La normativa europea prevalecerá frente a la nacional, y es por ello, que las empresas deberán adaptarse a estas nuevas condiciones.

Por último, cabe destacar la entrada en vigor de la nueva Ley 9/2017 de Contratos del Sector Público, una apuesta por las medidas empresariales destinadas a la supervisión y control tanto del cumplimiento normativo como de la actuación diligente.

En este punto es necesario recalcar que los programas de compliance penal no deben percibirse como un “comodín” para las empresas; es decir, no es de manera automática un elemento con el que las empresas puedan mitigar su responsabilidad penal con la redacción de un mero manual teórico, sin utilidad práctica alguna.

Un buen manual de compliance es aquel, que no sólo toma las medidas necesarias para intentar evitar los riesgos esgrimidos en dicho manual, destinando recursos y personal para ello, sino que además es capaz de adaptarse e integrar todos estos cambios normativos al mismo y a la actividad de la empresa. Las nuevas reformas legislativas obligan a una revisión de las medidas y procesos de control ya vigentes que garanticen un Compliace válido y eficaz, que hagan que los procesos de prevención penal no queden obsoletos en las áreas que se perciba una reforma.

Se hace por tanto necesario, con carácter general una revisión continua de la actualidad legislativa y análisis de la misma para ver su aplicación en el seno de un compliance penal; y con carácter especial y en base a la normativa ya expuesta, un estudio de los manuales procesos y medidas con lo que ya cuente la empresa en materia de reporting no financiero protección de datos y contratación pública.

Marina Peláez de la Cruz
Lex Consulting Abogados S.L.

También te podría interesar

No hay comentarios

Deja una respuesta