Sala de Prensa

Obligación de documentación de operaciones vinculadas a partir de 2015.

vinculadasEl 11 de julio de 2015 se publicó en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto 634/2015, mediante el cual se aprueba el nuevo Reglamento del Impuesto sobre Sociedades (en adelante, RIS), el cual introduce importantes cambios en relación a las obligaciones de documentación que afectan a las operaciones vinculadas.

Se consideran personas o partes vinculadas en la normativa fiscal:

• Entidad – Socio con participación superior al 25% y sus familiares próximos.

• Entidad – Administradores de derecho y de hecho (excepto su retribución como administradores) y sus familiares próximos.

• Entidad – Entidad del mismo grupo, sus administradores (de derecho y de hecho) y familiares próximos de sus socios (con participación superior al 25%).

• Entidad – Entidad participada por la primera indirectamente en, al menos, el 25 % del capital social o de los fondos propios.

• Entidad – Entidad en la que los mismos socios o sus familiares próximos participen, directa o indirectamente en, al menos, el 25 % del capital social o los fondos propios.

• Entidad residente en territorio español – sus establecimientos permanentes en el extranjero

Una vez analizados los partícipes con los que se han efectuado en el ejercicio operaciones vinculadas, dichas operaciones, con objeto de justificar que se han valorado por su valor de mercado, deberán mantenerse a disposición de la Administración Tributaria, de acuerdo con principios de proporcionalidad y suficiencia, la documentación específica que se establezca reglamentariamente.

El Reglamento del Impuesto de Sociedades además de una obligación de información de país a país exigible a partir del año 2016 para aquellas empresas o grupos de empresas cuyo importe neto de la cifra de negocios, en los 12 meses anteriores al inicio del ejercicio sea igual o superior a 750 millones de euros, estable con carácter general dos tipos de documentación específica relativas al grupo de empresas: documentación del grupo y documentación del contribuyente.

Así la documentación específica del grupo la podemos resumir en los siguientes puntos:

• Estructura y organización.

• Actividades.

• Activos intangibles.

• Actividad financiera.

• Situación financiera y fiscal.

La documentación específica del contribuyente

• Información del contribuyente: estructura, organigrama, actividades, estrategia de negocio y competidores, entre otras.

• Información de las operaciones vinculadas: descripción, cuantificación, identificación, análisis de comparabilidad y método de valoración, entre otras.

• Información económico-financiera.

Tratándose de personas o entidades vinculadas cuyo importe neto de la cifra de negocios sea inferior a 45 millones de euros, el contenido de la documentación específica del contribuyente se simplifica notoriamente. En particular tendrá el siguiente contenido simplificado:

• Descripción de la naturaleza, características e importe de las operaciones vinculadas.

• Nombre y apellidos o razón social o denominación completa, domicilio fiscal y número de identificación fiscal del contribuyente y de las personas o entidades vinculadas con las que se realice la operación.

• Identificación del método de valoración utilizado.

• Comparables obtenidos y valor o intervalos de valores derivados del método de valoración utilizado.

La simplificación del contenido de la documentación específica del contribuyente se incrementa en el supuesto de personas o entidades que cumplan los requisitos para la aplicación del régimen especial de entidades de reducida dimensión. Para tales contribuyentes la documentación específica simplificada se podrá entender cumplimentada a través del documento normalizado elaborado al efecto por Orden del Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas. Además, no será exigible a tales personas o entidades la obligación de aportar los comparables obtenidos y valor o intervalos de valores derivados del método de valoración utilizado.

Por último cabe destacar que existen algunas entidades y operaciones que no están obligadas ni a declarar ni a mantener documentación específica de sus operaciones vinculadas, tales como:

• Entidades integrantes de un grupo fiscal, por las operaciones realizadas dentro del grupo.

• Agrupaciones de interés económico (AIEs) y Uniones temporales de empresas (UTEs).

• Operaciones realizadas en el ámbito de ofertas públicas de venta o de ofertas públicas de adquisición de valores.

• Las operaciones realizadas con la misma persona o entidad vinculada, siempre que el importe de la contraprestación del conjunto de operaciones no supere los 250.000 euros de acuerdo con el valor de mercado.

El límite de 250.000 euros resulta aplicable no respecto del conjunto de operaciones realizadas durante el período impositivo con todas las personas o entidades vinculadas, sino respecto de las operaciones realizadas con una misma persona o entidad vinculada. De esta forma, cuando en un mismo período impositivo se realicen operaciones vinculadas con varias personas o entidades vinculadas, únicamente habrá obligación de documentar las realizadas con una misma persona o entidad y siempre y cuando el valor de mercado de todas las realizadas con ella supere la cifra indicada de 250.000 euros.

Cuando con una misma persona o entidad se supere el límite de 250.000 euros, existirá obligación de documentar la totalidad de las operaciones realizadas con ella y no sólo aquella parte que supere dicho límite.

Al fijarse el límite de 250.000 euros en relación con el valor de mercado, debe tomarse en consideración la valoración de la operación y no el importe de la misma.

Existen una serie de operaciones en las que no es posible que el contenido de la documentación específica sea el simplificado. Tales operaciones son:

• Las realizadas por contribuyentes del IRPF, en el desarrollo de una actividad económica, a la que resulte de aplicación el método de estimación objetiva con entidades en las que aquellos o sus cónyuges, ascendientes o descendientes, de forma individual o conjuntamente entre todos ellos, tengan un porcentaje igual o superior al 25% del capital social o de los fondos propios.

• Las operaciones de transmisión de negocios.

• Las operaciones de transmisión de valores o participaciones representativos de la participación en los fondos propios de cualquier tipo de entidades no admitidas a negociación en alguno de los mercados regulados de valores, o que estén admitidos a negociación en mercados regulados situados en países o territorios calificados como paraísos fiscales. La última precisión del precepto relativa a los valores cotizados en paraísos fiscales no existía en el artículo 18.3.e).3.º RIS, que regulaba el que hasta 2014 era un supuesto de excepción al supuesto de dispensa de la obligación de documentación por aplicación del límite de 250.000 euros.

• Las operaciones sobre inmuebles.

• Las operaciones sobre activos intangibles

Lex Consulting Abogados

articulo

También te podría interesar

No hay comentarios

Deja una respuesta