photodune-11000156-vintage-inscription-made-by-old-typewriter-m300x231
Compliance

¿Por qué necesito un Compliance?

La empresa quedará libre de responsabilidad penal si implementa un Compliance, siempre que lo efectúe de forma correcta y que el órgano de control designado cumpla sus tareas de supervisión. La única garantía: ser desarrollado por especialistas.

Siete razones por las que implantar un Compliance penal en mi empresa elaborado por un experto: 

  1. Exime a las empresas de poder ser condenadas por la comisión de un delito penal por parte de uno de sus miembros, ya sean personas físicas, integren su plantilla, sus órganos directivos o formen parte del Consejo de Administración.
  1. Aumenta la seguridad jurídica, salvaguarda la continuidad y vida de las empresas, mejorando incluso su nivel presupuestario. Queda la evidencia de que variaciones positivas en los procedimientos de prevención penal pueden generar una disminución de los costes al mejorar el funcionamiento integral del sistema.
  1. Permite evitar las penas previstas para las sociedades como: multas, suspensión de sus actividades o clausura de sus instalaciones, inhabilitación para recibir subvenciones y ayudas públicas, prohibición de realizar en el futuro ese tipo de actividades y disolución de la persona jurídica.
  1. Protege, no sólo la economía de sociedad, sino también las de sus socios, administradores y empleados: no obstaculizando el reparto de dividendos en caso de beneficios en la empresa, evitando un supuesto de concurso de acreedores, así como Eres o despidos colectivos de trabajadores, etc.
  1. Ayuda a crear una cultura de empresa basada en el cumplimento normativo y ético. Además complementa otros ámbitos de cumplimiento como son la adaptación a la Ley Orgánica de Protección de Datos, el Blanqueo de Capitales, o los Códigos Éticos o de Buenas Prácticas dentro de la empresa.
  1. Se contribuye a la lucha contra la criminalidad empresarial en nuestro país.
  1. Evita daños en la reputación y la imagen pública de la empresa con la consiguiente disminución de ventas y pérdida de ingresos. Esto puede ocurrir por la difusión que hagan los medios de comunicación de la imputación o condena, así como por el eco que provoquen los propios clientes de la compañía o las empresas de la competencia.

También te podría interesar

No hay comentarios

Deja una respuesta